Volver a la página principal

Escuela Activa

Antecedentes

La Escuela Activa (Escuela Nueva) surge en Europa a finales del siglo XIX, como una clara confrontación con la Escuela Clásica. Se debe privilegiar lo inductivo sobre lo deductivo, los métodos o de hacer sobre los contenidos. Se considera prioritario el saber hacer (pensar con los manos) desplazando el saber (conceptual) Se prioriza la actividad práctica frente a la reflexión teórica.

Entre los antecedentes más representativos de la Escuela Activa podemos citar a Galileo, Comenio, Locke, Pestalozzi y Rousseau.

Hasta el siglo XVI, la metodología didáctica es preferentemente deductiva: desde los conceptos, teorías y principios se tratan de aplicar los hechos y las situaciones, pero es Galileo (1584-1642) quien revoluciona esta situación por la aplicación a las ciencias de la naturaleza del método experimental: inductivo-deductivo. Ello supone una nueva lectura de Aristóteles.

Galileo se rebela frente al monopolio científico de la filosofía de la teología y plantea la mayoría de edad de la ciencia, tratando de llegar a planteamientos objetivos e incluso matemáticos de los hechos observables en la realidad, frente a la explicación de estrechos solo desde los principios. y de este modo, en una carta dirigida a Carcavy (1637), formula los principios básicos de su metodología experimental. Son estos:

  1. Resolución: Observación directa y sistemática de un fenómeno y sus propiedades objetivas y esenciales, desechando los elementos subjetivos y accidentales. Estas propiedades básicas observadas trata de expresarlas (resolución) en una operación matemática.
  2. Composición o construcción hipotética: Trata de compone formular una hipótesis o una teoría provisional que explique una manera adecuada los hechos observados. y una vez formulada esta hipótesis, busca su verificación y comprobación (planteamiento inductivo).
  3. Análisis experimental o comprobación: En este paso, comprueba y trata de verificar de hechos la hipótesis planteada, estableciendo las correcciones pertinentes de la misma o eliminándola si no se verifica. Una vez verificada la hipótesis la convierte ley, muy a menudo expresada matemáticamente (planteamiento deductivo).

Esta nueva metodología supone una auténtica revolución para la enseñanza de las ciencias de la naturaleza en la universidad incluso en la escuela, y ello revolucionará la metodología didáctica. Recordemos los problemas de Galileo con la Iglesia y la Inquisición con una fuerte influencia social, de aquí que su metodología se desarrolle con mucha lentitud.

La filosofía y la ciencia empíricas (Hobbes, Locke, Hume, Bacon, Newton) serán de hecho los continuadores de su pensamiento. Bacon (1561-1626) plantea también de una manera radical la metodología inductiva a partir de la observación y el descubrimiento de la realidad concreta. Pascal (1623-1662) relaciona estos dos principios fundamentales: la experiencia y la razón. La primera es guía de la segunda, pero la segunda ha de iluminar a la primera.

Pero es Comenio quien en su Didáctica magna (1640) dará nuevos pasos a partir de este principio: "todo el saber hay que enseñarlo a todos" (pansofía), concretado en estas líneas metodológicas:

  1. El saber se ha de enseñar desde la niñez, pero cada cosa en su tiempo.
  2. Con atención a las diferencias individuales.
  3. Establecer un orden adecuado en el trabajo escolar... ya que la naturaleza nunca embarulla las cosas.
  4. Partir de lo más concreto para llegar así a lo más abstracto y complejo (metodología inductiva) .
  5. Gradualidad en el aprendizaje de contenidos.
  6. Organización armónica del tiempo.
  7. Reducir el número de libros a los mínimos, debiendo tratar estos lo esencial.

Es Locke (1632-1704) quien profundiza estos planteamientos empiristas y positivistas afirmando: la libertad de los alumnos de acuerdo con sus respectivas edades ha de ser real, la metodología didáctica debe estimular la curiosidad infantil y procurar el carácter placentero de las experiencias de aprendizaje.

También Pestalozzi (1746-1827) desarrolla una metodología intuitiva e inductiva en su obra El canto del cisne, donde concreta su metodología didáctica así:

  1. Sentido de la espontaneidad, para educar de acuerdo con las leyes de la naturaleza humana.
  2. Partir de lo simple a lo complejo, de lo próximo a lo remoto sin lagunas e interrupciones.
  3. Intuición: Percepción inmediata del mundo físico y moral (educación a partir de los sentidos).
  4. Equilibrio de fuerzas: Espiritual, moral y física han desarrollarse recíprocamente en perfecto equilibrio.
  5. Colectividad: Sentido grupal de la educación para potenciar la socialización y la educación social.

Rousseau (1712-1778) subraya la idea de que lo nuclear de la enseñanza es el alumno y en concreto la actividad de este como desarrollo de su curiosidad por medio del aprendizaje por descubrimiento. Su Obra más representativa es El Emilio. En esta obra, desarrolla su filosofía y su metodología de la educación, enfrentado a la Escuela Clásica y "tomando a contrapié sistemáticamente los métodos jesuíticos". No obstante, diremos que' más que una reacción contra el pasado es una prospectiva de futuro.

La revolución fundamental y el giro copernicano que produce Rousseau en educación es el descubrimiento de los métodos heurísticos.

Entre los autores más representativos de la Escuela Activa citaremos a Dewey, Claparede y Ferriére, que aportan una impronta propia a la metodología activa.

Dewey (1859-1952), a diferencia de Sócrates y Rousseau, llega al aprendizaje por descubrimiento, no a partir del innatismo, sino de la reproducción técnica del proceso cognoscitivo. La experiencia, será la única, vía del conocimiento. El proceso de aprendizaje consiste en la adquisición de una serie de posibilidades de acción, que se concretan en aprender haciendo (learning by doing).

Aprendizaje por descubrimiento

El aprendizaje por descubrimiento parte de la percepción concreta y de la realidad experiencial, a través de un método de investigación y búsqueda activa, para llegar a la conceptualización. Bruner: (1961) define el aprendizaje por descubrimiento como una actividad mental de reordenar y transformar lo dado, de forma que el sujeto tiene la posibilidad de ir más allá de lo simplemente dado.

El profesor suele presentar al alumno (o bien éste los busca por su cuenta) una serie de datos o hechos concretos que el aprendiz debe sistematizar para tratar de descubrir las reglas, teorías, conceptos y principios clave de los mismos.

Novak y Gowin (1989), por medio de la Técnica V, sistematizan un modelo de aprendizaje por descubrimiento. Pero el aprendizaje por descubrimiento se plantea ya desde Aristóteles, al acotar los siguientes pasos en la construcción del conocimiento: percepción, representación y conceptualización. Por la percepción se perciben los hechos y se captan los datos, por la representación se estructura "un mapa mental de los mismos" y por la conceptualización se precisan sus contenidos conceptúales. Desde los hechos o ejemplos se trata de llegar a los conceptos por medio de la inducción y por eso se denomina también, en sentido amplio, aprendizaje "inductivo".

Morine (1978) distingue estos tipos de lección en el aprendizaje por descubrimiento:

  1. Inductiva abierta: Pretende que el alumno aprenda a organizar datos que se le presentan de una manera desorganizada.
  2. Inductiva estructurada: Al alumno se le dan los datos estructurados para que aprenda nuevos datos a partir de ellos.
  3. Hipotético-deductiva: Se presentan determinadas hipótesis aparentemente incongruentes para que el aprendiz las verifique. Se da por lo general en las ciencias naturales.
  4. Transductiva: Supone enseñar métodos de búsqueda para solucionar problemas dados.

Desde la técnica de la arquitectura del conocimientos partimos del ejemplo o hecho y tratamos de llegar a los conceptos muy generales, a partir de la representación mental, al construir imágenes visuales (redes, mapas y marcos conceptuales) para desde ellas construir jerarquías hechos -conceptos y favorecer así el aprendizaje inductivo por descubrimiento.

El aprendizaje por descubrimiento puede ser dirigido o autónomo. En el primer caso es el profesor quien indica los pasos fundamentales a dar por el alumno para llegar de los hechos a los conceptos. Ausubel (1978) prefiere hablar de aprendizaje guiado. En el segundo caso es el alumno quien realiza su propio autoaprendizaje.

Los antecedentes más representativos del aprendizaje por descubrimiento los encontramos en Rousseau en su obra El Emilio y sobre todo en la Escuela Nueva, que insiste en la necesidad de una metodología activa en el aprendizaje desde la perspectiva paidocéntrica, uno de cuyos principales representantes es Dewey con su concepto aprender haciendo. También podemos incluir como autores significativos de esta corriente a Piaget y a Bruner.

Los grandes axiomas del aprendizaje por descubrimiento suelen ser los siguientes (Ausubel, 1983,448):

  1. todo conocimiento real debe ser descubierto por uno mismo; .el significado es un producto exclusivo del descubrimiento creativo, no verbal;
  2. el método por descubrimiento constituye el principal método para la transmisión del contenido de las materias de estudio;
  3. para la transmisión del contenido de las materias de estudio; .la capacidad para resolver problemas constituye la meta principal de la educación;
  4. el adiestramiento en la "heurística del descubrimiento" es más importante que el entrenamiento en la materia de estudio;
  5. todo niño debe ser pensador creativo y crítico;
  6. la enseñanza basada en lecciones magistrales es autoritaria;
  7. el descubrimiento organiza el aprendizaje de modo efectivo para su uso ulterior;
  8. el descubrimiento es un generador singular de motivación y confianza en sí mismo;
  9. el descubrimiento constituye una fuente primaria de motivación intrínseca;
  10. el descubrimiento asegura "la conservación de la memoria".

No obstante, como indica el propio Ausubel (1983), estos principios no poseen en la práctica una suficiente evidencia empírica y experimental, con lo cual es necesario relativizarlos. Más aún, el aprendizaje por descubrimiento recibe entre otras estas críticas: confunde los medios con los fines, exige mucho tiempo, no va acorde con la cultura actual que pide que todos aprendan y retengan lo des- cubierto por otros, no existe en muchos estudiantes la motivación inicial para el trabajo, los alumnos impulsivos suelen llegar a conclusiones equivocadas, suele a menudo crear una deficiente conceptualización y un mal aprendizaje de conceptos, a veces se confunde con el "activismo"... (Wittrock, 1966).

En la actualidad, se pretende que tanto el aprendizaje por descubrimiento como el aprendizaje receptivo sean aprendizajes significativos. En este sentido podemos hablar, siguiendo a Ausubel, de estos tipos de aprendizaje por descubrimiento:

  1. Aprendizaje repetitivo-memorístico por descubrimiento guiado: Supone actuar en el aula con una metodología activa e investigadora, pero de una manera mecánica y sin conceptualizaciones críticas. El profesor se limita a orientar y enseñar métodos, procedimientos y estrategias, pero descuida los conceptos básicos de una disciplina y sus enmarques globales.
  2. Aprendizaje repetitivo-memorístico por descubrimiento autónomo: Esta situación es parecida a la anterior. Se suele considerar al alumno como "un investigador activo y adulto", capaz de elaborar trabajos monográficos e informes, "sistematizando" lo que ve y observa o estudia, pero sin detenerse a conceptualizarlo y enmarcarlo en lo que ya sabe.
  3. Aprendizaje significativo por descubrimiento guiado: La metodología subyacente es activa e investigadora. El alumno trata de construir su aprendizaje. a partir de su experiencia y sus percepciones. Pero el profesor guía y orienta al alumno no solo metodológicamente, sino también conceptualmente. Para ello es fundamental tanto el aprendizaje de métodos, procedimientosy estrategias como el adecuado aprendizaje de conceptos, hechosy principios. La significatividad radica en desarrollar la capacidad del alumno para relacionar los conceptos con la experiencia, la experiencia con los conceptos y los conceptos entre sí. La técnica de la arquitectura del conocimiento* en forma de mapas conceptuales, esquemas conceptuales, redes conceptuales y marcos conceptuales ayuda a ello.
  4. Aprendizaje significativo por descubrimiento autónomo: El alumno constituye sus propios conocimientos redactando informes y trabajos monográficos sobre un tema dado. Su actividad es investigadora, metodológica y conceptual. Tiene claros los métodos y procedimientos a seguir y las teorías, hechos y conceptos en los que se apoya un tema determinado. La capacidad para establecer relación entre ellos es fundamental.

En la actualidad, se considera prioritario el aprendizaje significativo, relativizando la metodología, aunque también trata de priorizar la metodología activa y por descubrimiento, integrando contenidos y métodos. Desde este enfoque psicopedagógico (constructivo y significativo) no existe "el método" por excelencia. Los métodos no son mejores ni peores, en términos absolutos, sino en función del ajuste que consigan en la ayuda pedagógica que el alumno exige.

Una educación que no se base en el descubrimiento es irreal tanto desde el punto de vista del conocimiento como de la práctica cotidiana. Pero la actividad no es un puro activismo, sino que ha de unida a la reflexión y al pensamiento para convertirse así en una experiencia reflexiva. "La mera actividad no constituye la experiencia. Es centrifuga y dispersadora. La experiencia como ensayo supone cambio, pero el cambio es una transición sin sentido a menos que esté conscientemente conexionada con la ola de retorno de la consecuencias que surgen de ella." (Dewey, 1951.)

Claparede (1873-1940) es profesor de Psicología Experimental de la Universidad de Ginebra y fundador del Instituto Rousseau de la misma ciudad. Elabora los fundamentos psicológicos de la Escuela Nueva y construye numerosas pruebas experimentales al servicio del nuevo modelo pedagógico. Elabora un modelo de educación funcional o aprendizaje funcional.

Aprendizaje Funcional

La educación funcional es aquella que se funda sobre las innecesidades de saber, necesidad de buscar, necesidad de mirar, necesidad de trabajar. La necesidad, el interés resultante de la misma, es el factor que hará de una reacción un acto verdadero. La educación funcional es la base de la Escuela Activa.

El aprendizaje funcional puede definirse y concretarse en una forma de aprendizaje para... Desde esta perspectiva los contenidos \T los métodos son simples medios que ayudan a preparar al alumno para vivir como persona y ciudadano, dotándolo de las habilidades necesarias para ello. Pretende desarrollar capacidades y crear actitudes en el alumno tanto personales como comunitarias ya la vez desarrollar saberes instrumentales para ser utilizados en el contexto donde vive.

Como tal supone una posible aplicación de los conocimientos adquiridos, sobre todo de aquellos que facilitan nuevos aprendizajes "para aprender otros contenidos y para resolver situaciones nuevas y relativamente problemáticas. El aprendizaje funcional hace que el Curriculum se vertebre integrando el valor formativo de los aspectos prácticos como una dimensión imprescindible del desarrollo integral de la persona y estableciendo una mayor vinculación de la escuela con el mundo del trabajo".

El aprendizaje funcional está por tanto vinculado al aprender a aprender como una forma de aprendizaje y uso adecuado de estrategias cognitivas y meta cognitivas, aprendizaje y uso adecuado de modelos conceptuales y como aprendizaje y uso adecuado de técnicas instrumentales (lecturas, escrituras, calculo, razonamiento...) (Román y Díez, 1989, 58-59)

La teoría del aprendizaje significativo insiste en la necesidad de ir del hecho al concepto (aprendizaje por descubrimiento) o del concepto al hecho (aprendizaje receptivo), tratando de definir y acotar ambos. Desde esta perspectiva lo importante del aprendizaje no es que sea activo o receptivo, sino que sea significativo, es decir, que posea sentido para el alumno que aprende. Ello significa que los nuevos aprendizajes adquieren pleno sentido cuando se parte de la experiencia concreta del alumno (personal y comunitaria) y se la reelabora con los nuevos aprendizajes. Pero éstos solo adquieren pleno sentido cuando se aplican y se relacionan de nuevo con la experiencia personal y vital del alumno. Esto ocurre solamente desde el aprendizaje funcional: lo aprendido se aplica en la vida del alumno y este le encuentra nuevo sentido y significación al mejorar su yo personal) social. El aprendizaje utilizado y funcional se convierte de este modo además en motivarte.

De esta manera los contenidos y los métodos son un simple medio para mejorar el yo personal y comunitario.

El aprendizaje funcional como desarrollo de capacidades y creador de actitudes y valores, en el alumno, utilizables en la vida cotidiana

El pleno sentido del aprendizaje radica en la mejora del yo del alumno, personal y comunitario. Este al aprender desarrolla sus capacidades y crea actitudes y valores.

Entendemos por capacidad una habilidad general. Es decir, una aptitud para responder a una situación determinada de una manera adecuada. En este sentido, una enseñanza centrada en capacidades ha de facilitar el desarrollo de las mismas y su generalización a la vida ordinaria del alumno. Por otro lado, debemos recordar que las capacidades están constituidas por constelaciones de destrezas, entendidas estas como habilidades específicas.

El aprendizaje y desarrollo de actitudes y valores permitirá que lo aprendido pueda ser utilizado en la vida ordinaria. Ello significa que las actitudes y valores no son escolares, en sentido estricto, sino vitales y sociales, ya que se trata que la "escuela como creadora de actitudes-valores" facilite el uso de las mismas en la vida ordinaria del alumno como persona y como ciudadano. Recordemos que una actitud es una predisposición hacia algo y que los valores están constituidos por constelaciones organizadas y jerarquizadas de actitudes.

Características de la Escuela Activa

La metodología didáctica de la Escuela Activa se apoya en los principios de la Escuela Nueva y está centrada preferentemente en el aprendizaje de formas de hacer o el saber hacer. Sus características fundamentales son:

  1. Respeto a la actividad espontánea ya los intereses del estudiante.
  2. Cultivo del trabajo autónomo, individual o en equipo, teniendo en cuenta las diferencias individuales.
  3. Consideración del aprendizaje como el resultado de la acción del alumno y no de una mera transmisión de conocimientos.

Estas características admiten muchas variantes en función de los criterios de organización de la Institución o del aula: métodos puerocéntricos, (los quetoman en consideración la realidad infantil), globalizadores, de clases homogéneas, socializadores, o individualizadores. En todo caso nos parece fundamental el aprendizaje por descubrimiento de Bruner.

Lo importante de un método es que sirva de hecho para desarrollar una capacidad y sea un camino adecuado para ello, por medio de un contenido y de un método. No es en absoluto importante, sino más bien ridículo, insistir en que el procedimiento se redacta con sustantivos y el objetivo con infinitivos. El problema de fondo es la orientación que tiene y si es un camino adecuado o no para desarrollar una capacidad.

En conclusión, los métodos o procedimientos se definen en función del número de componentes, el orden y las metas. Los procedimientos complejos en función de los menos complejos exigen un actuación más diversificada bien porque es mayor el número de pasos que los componen o bien porque se han de tener en cuenta más alternativas. La observación es por ejemplo un procedimiento de gran alcance que requiere aprendizaje.

En la enseñanza merecen especial atención aquellos métodos que implican un curso de acciones y decisiones de naturaleza interna. Nos estamos refiriendo a aquellos métodos que sirven de base a las realizaciones de tipo intelectual. El saber hacer consiste en saber operar con objetos y con información.

El nuevo modelo de profesor se denomina mediador del aprendizaje y ello supone una profunda revisión de las técnicas y métodos didácticos de la Escuela Clásica y de la Escuela Activa.

A modo de síntesis diremos:

  1. No debe confundirse procedimiento con una determinada metodología.
  2. Sólo cuando el conjunto de actividades a llevar a cabo para conseguir una meta, se convierte en objeto directo de aprendizaje se estaría trabajando procedimientos.
  3. Aunque los conceptos y procedimientos se trabajan conjuntamente es importante conocer donde se pone la intención educativa. La distinción es pues de naturaleza pedagógica. La diferencia debe expresarse en la fase de la declaración de intenciones educativas (formulación de objetivos), usando verbos diferentes.