Volver a la página principal

Clase Magistral: descripción y procedimiento.

La lección magistral o método expositivo o método expositivo, es sin duda la técnica pedagógica más utilizada en formación. Consiste en presentar verbalmente una información, con o sin utilización de soportes auxiliares (pizarra, transparencias,...); presupone que el "conocimiento" está en el formador y que éste debe transmitirlo a los alumnos, que se mantienen en una actitud pasiva, salvo cuando el formador utiliza la pregunta - respuesta.

Por tanto, la lección magistral o método expositivo se caracteriza fundamentalmente por ser un proceso de comunicación casi exclusivamente uni-direccional entre el formador que desarrolla un papel activo y unos alumnos que son receptores pasivos de una información. Es el formador el que envía la información a un grupo de alumnos, y estos se limitan a recibir esa comunicación, y sólo en ocasiones, intervienen preguntando.

Las características esenciales de la lección magistral o método expositivo como forma expositiva son: la transmisión de conocimientos, el ofrecer un enfoque crítico de la disciplina, que lleve a los alumnos a reflexionar y descubrir las relaciones entre los diversos conceptos, el formar una mentalidad crítica en la forma de afrontar los problemas y la existencia de un método.

Pero, generalmente, la práctica docente suele olvidar los dos últimos puntos y se centra en la transmisión de conocimientos, en impartir información; por lo que a nivel práctico. Las características de la lección magistral o método expositivo pueden reducirse a las siguientes:

  1. Predominio total o casi total de la actividad del profesor en el proceso didáctico.
  2. El proceso didáctico consiste en enseñar. El aprendizaje queda relegado a un segundo plano, y predomina la finalidad informativa.
  3. La mayor parte del saber simplemente consiste en transmitir una serie de temas, limitándose el alumno tan sólo a memorizarlos.

A modo de recomendación, el docente puede considerar al momento de preparar su clase algunos puntos que se mencionan a continuación:

  1. Una buena aclaración de los objetivos pedagógicos desde el comienzo de la explicación oral, con el fin de circunscribir los límites de la intervención y ayudar al alumno a situarse.
  2. Anunciar aquello de lo que vamos a hablar.
  3. Hablar los más claramente posible.
  4. Resumir después los puntos esenciales de lo que se acaba de decir.
  5. Utilizar términos que todos conozcan, o en su defecto explicarlos o preguntar si los conocen. A veces es recomendable hacer un glosario de términos de interés que faciliten la comprensión del contenido.
  6. Emplear ilustraciones; ejemplos, experiencias, mostrar elementos de los que se hablen que sean significativos para los alumnos

La utilización eficaz de la clase magistral requiere una adecuada preparación y conocimiento de esta técnica de enseñanza, así como atención a las distintas etapas del método centrado en el profesor. En la realización de la lección magistral pueden distinguirse una serie de etapas, como son: la preparación, el desarrollo y la evaluación.

¿Qué duración es la idónea? Parece demostrado que la máxima atención del auditorio se logra entre los minutos 20 y 35, después la fatiga va relajando la capacidad de atención.

La secuencia lógica es: